Ir al curso

Página 12: El sensor de una cámara

/es/curso-de-fotografia-digital/partes-de-la-camara-fotografica/content/

El sensor de una cámara

Cuando se abre el obturador de una cámara, este deja pasar la luz, que es regulada por el diafragma, para llegar a un elemento fundamental: el sensor. 

Este es un dispositivo lleno de elementos sensibles a la luz, que, comúnmente, conocemos como pixeles y se organizan en líneas verticales y horizontales.

Cuando juntamos un millón de píxeles tenemos algo llamado megapixel y, por medio de ellos, es que podemos identificar la resolución de una cámara. 

Cuando juntamos un millón de píxeles tenemos algo llamado megapixel

Sin embargo, no solo la cantidad de los píxeles puede afectar la toma de una fotografía. Según el tamaño del sensor, el ángulo de visión se puede reducir, por algo conocido como el factor de recorte. 

Según el tamaño del sensor, el ángulo de visión se puede reducir, por algo conocido como el factor de recorte.

Para entender esto, primero aclaremos que existen varios tamaños de sensores. El sensor de tamaño estándar es conocido como Full Frame o Fotograma Completo, y estos nos dan una distancia focal real a la que ofrece el lente o objetivo y mayor calidad en las imágenes. 

Sin embargo, existen otros sensores muchos más pequeños y livianos: los APS-C y los micro 4/3. Al usar un lente en una cámara con este tipo de sensores, se reduce el campo de visión. 

Los sensores más pequeños y livianos son los APS-C y los micro 4/3.

Ejemplo: esta fotografía fue tomada con una distancia focal de 25 milímetros en una cámara Full Frame y se captó todo lo que está dentro del cuadro rosa. Ahora bien, si el sensor de la cámara fuera APS-C, es decir, más pequeño, lo que veríamos es algo como esto, una distancia focal de 37 milímetros. 

Ejemplo de fotografía de los sensores Full Frame y APS-C.

¿Esto quiere decir que un sensor más pequeño no te va a servir? No, precisamente. La respuesta depende del uso que quieras para tu fotografía.

Si quieres tomar una fotografía a larga distancia y solo tienes un objetivo de 300 milímetros, puedes usar ese mismo lente en una cámara con un sensor más pequeño y así tendrás mayor distancia focal.

Por ejemplo, estas dos fotos fueron tomadas con el mismo lente, pero con diferentes cámaras. A la derecha, puedes notar como el factor de recorte modificó el encuadre real de la fotografía. 

Ejemplo de fotografía de los sensores Full Frame y APS-C.

Finalmente, otra cosa que debes tener en cuenta en el sensor de la cámara es la sensibilidad. Entre más grande sea el sensor, la sensibilidad es mejor, ya que este podrá captar una mayor cantidad de luz. 

Por ejemplo, estas dos fotos fueron tomadas con la misma sensibilidad ISO, en iguales condiciones y con los mismos valores. Claramente, podemos ver cómo la cámara que tiene un sensor Full Frame genera menor ruido, que son esos pequeños puntos que aparecen en la fotografía, comparado con la foto que se tomó con una cámara y un sensor APS-C, el cual es más pequeño.

Ejemplo del ISO en fotografías con lentes Full Frame y APS-C.

En conclusión, usar una cámara con un sensor más grande o más pequeño depende de ti. Con los sensores más pequeños podrás ahorrar un poco de dinero y las cámaras son más ligeras para llevar. 

Si necesitas algo de rapidez, por ejemplo en viajes de reportería, un sensor pequeño es para ti. Pero si lo que necesitas es tener la mayor calidad posible, una cámara con sensor Full Frame es lo indicado. 

/es/curso-de-fotografia-digital/que-camara-comprar/content/