Página 1: Préstamos

Préstamos

Tener muchas deudas es perjudicial para nuestra salud financiera, pero es casi imposible pasar toda la vida sin pedir dinero prestado. Es muy difícil tener todo el dinero que se necesita para comprar una vivienda o un carro. Por eso, las entidades financieras nos ofrecen productos bancarios de financiación como los créditos y préstamos.

Tener unas finanzas personales saludables no significa renunciar completamente al endeudamiento sino saber cómo usarlo en nuestro beneficio.

Por lo general, pensamos que crédito y préstamo son lo mismo, ya que tienen el mismo objetivo: obtener dinero de otros para cubrir nuestras necesidades, pero en realidad son diferentes. Veamos cuáles son sus diferencias:

Préstamo:

Es cuando puedes disponer de una cantidad de dinero prestada por una persona o  entidad financiera, con la condición de que debes devolver la misma cantidad de dinero más los intereses pactados en un un plazo de tiempo acordado. Los intereses, por lo general, se cobran según la cantidad total de dinero que nos prestaron.

Finanzas personales- préstamo :Una gran cantidad de dinero para una compra grande.

Importante...

La devolución o pago del préstamo se realizará mediante cuotas, que pueden ser mensuales, trimestrales o semestrales. El pago del préstamo se hace a lo largo del plazo de tiempo acordado en el contrato.

Cuando se solicita un préstamo, la cantidad de dinero que se pide prestada se llama principal. El interés es una cantidad de dinero adicional que pagamos por disponer de ese dinero. El período de tiempo para pagar el préstamo se conoce como plazo.

El prestamista es la persona o entidad financiera que presta el dinero y el prestatario es la persona que recibe el dinero prestado. 

Los préstamos sirven para financiar operaciones a medio o largo plazo, y se hacen con el fin de comprar o adquirir un bien o un servicio, entre estos vivienda, vehículo, local comercial o para estudiar. Estos bienes son de larga duración y de antemano conocemos su precio. 

Para un préstamo es necesario tener garantías personales, como un aval, codeudor o deudor solidario; o garantías reales, como una hipoteca o un bien que garantice el pago de esta deuda.

¿Cuáles son las ventajas de los préstamos?

  • Ofrecen una baja tasa de interés.
  • Pueden prestar grandes cantidades de dinero.
  • Se pueden usar para préstamos personales en los que no es necesario especificar para qué se va a usar el dinero.
  • Desde el principio del préstamo sabes cuánto debes pagar por él.
  • Permite mayor organización en  tus finanzas personales. 

¿Cuáles son las desventajas de los préstamos?

  • No los puedes renovar. Si se vence tu préstamo debes hacer una nueva solicitud.
  • La mayoría de las veces, tienen gastos de gestión elevados.
  • En algunos casos, son difíciles de tramitar.
  • Solo los puedes usar para comprar una cosa.
  • La tasa de interés, aunque baja, cambia en según de los índices del mercado.
  • El algunos países cobran una comisión alta por hacer un pago anticipado.

/es/credito/credito/content/