Informática Básica
Sistemas operativos: la familia Unix

Ver Lecciones

Página 21: Sistemas operativos: la familia Unix

/es/informatica-basica/diferencias-entre-un-equipo-pc-y-un-mac/content/

Sistemas operativos: la familia Unix

Windows de Microsoft y macOS de Apple son quizás los sistemas operativos más conocidos. Pero no son los únicos.

“Es un sistema Unix, lo conozco ...”

Si esta frase no te es familiar fue porque no viste Jurassic Park. Bueno, quizás sí la viste, pero estabas más concentrado en los dinosaurios que en el sistema informático que controlaba el parque.

Unix es un sistema operativo que nace a principios de los años 70, creado principalmente por Dennis Ritchie y Ken Thompson. Sus características técnicas principales son su portabilidad, su capacidad multiusuario y multitarea, su eficiencia, su alta seguridad y su buen desempeño en tareas de red. Pero Unix, más que una marca, también es una filosofía, que tiene por principios el minimalismo y la modularidad: hacer programas que hagan una sola cosa  bien hecha, y que al comunicarse entre sí, ejecuten tareas más complejas.

Un sistema Unix puede dividirse en tres áreas básicas: el núcleo del sistema operativo, el intérprete de comandos y algunos programas utilitarios. Lo demás que necesitamos, como las aplicaciones de usuario o la interfaz gráfica, son paquetes adicionales.

Por sus características técnicas y su filosofía abierta, existen diversos sistemas operativos que se conocen como derivados de Unix o sistemas de la familia Unix. Entre estos están FreeBSD y GNU/Linux; macOS también es un sistema Unix al igual que Android (derivado de Linux) e iOS (derivado de Mac OS X).

GNU/Linux

A principios de los años 90, Linus Torvalds comenzó a escribir un sistema operativo que pudiera ejecutarse en un computador personal de la época. Al mismo tiempo, ya se desarrollaba otro proyecto con la intención de crear un sistema operativo tipo Unix gratuito: el proyecto GNU. Este proyecto tenía muchas herramientas listas, pero faltaba el núcleo del sistema. Fue cuestión de tiempo para que el núcleo Linux se distribuyera junto con las herramientas GNU, dando lugar a lo que hoy conocemos como GNU/Linux o simplemente Linux, un sistema operativo libre de la familia Unix.

Lo que realmente marcó la diferencia y el éxito de este proyecto fue la licencia de uso. El proyecto GNU creó la licencia de software GPL, una licencia que garantiza libertades en el uso, modificación y colaboración respecto al software. Así que Linux y las herramientas de GNU son desarrolladas, revisadas, mejoradas y adaptadas por miles de usuarios y cientos de empresas alrededor del mundo. Además este conjunto está disponible sin costo y su código fuente es abierto.

Tux, la mascota del proyecto Linux (por Larry Ewing)

BSD

Al mismo tiempo, a finales de los años 70, en la Universidad de California se desarrollaba un sistema Unix llamado BSD (por Berkeley Software Distribution). Por conflictos en licencias, al principio el sistema no tuvo mucha adopción, pero una vez superados estos inconvenientes se pudo lanzar la primera versión de FreeBSD en 1993.

Actualmente, el equipo de FreeBSD desarrolla tanto el núcleo del sistema como las herramientas y la documentación, así que es un sistema muy ordenado y bien integrado. Su licencia de distribución también es de software libre, pero mucho más permisiva que la propia GPL, así que se puede encontrar código BSD en sistemas comerciales como macOS de Apple y en las consolas PlayStation 3 y PlayStation 4 de Sony.

Beastie, la mascota del proyecto FreeBSD (por Poul-Henning Kamp)

A diferencia de otros, con Unix tienes libertad para elegir cómo quieres que se vea tu sistema.

 La parte gráfica

Como mencionamos anteriormente, un sistema Unix sólo incorpora el núcleo, las herramientas básicas y un intérprete de comandos. Este último es el programa que recibe instrucciones del usuario en forma de texto y las procesa, así que un sistema Unix estándar sólo presenta una terminal de letricas al mejor estilo del DOS de Microsoft en los años 80. Pero esto no quiere decir que un sistema Unix no pueda tener una interfaz gráfica. De hecho ha tenido muchas.

Mate: un escritorio tradicional

El componente principal del sistema gráfico en Unix es el servidor X, desarrollado en el MIT en los años 80. Este permite a las aplicaciones en Unix acceder a la pantalla, el teclado y el ratón. Pero siguiendo su filosofía, es otro componente adicional el que presenta las ventanas y menús que conocemos: el gestor de ventanas. Funciones como mover, minimizar o cambiar el tamaño de una ventana son responsabilidad de este componente.

Por otra parte, un ambiente de escritorio es otro componente que incluye un gestor de ventanas, explorador de archivos, reproductores multimedia, fondos de escritorio, protectores de pantalla y menús de aplicaciones, entre otras. Existen varios entornos de escritorio, entre los primeros que existieron están TWM y CDE. Luego aparecieron unos más modernos como Gnome y KDE y actualmente contamos también con MATE y Unity, de los cuales te dejaremos una imagen de cada uno, respectivamente, a continuación. 


Unity: un escritorio moderno

Manos a la obra

Hasta aquí hemos presentado algo de historia y conceptos, es el momento de pasar a la práctica. Puedes instalar un sistema Unix de varias formas, la primera y menos aconsejable es instalarlo junto a tu sistema operativo actual. La segunda es instalarlo a través de máquinas virtuales, como VirtualBox. Estas son aplicaciones que permiten usar un sistema operativo adicional como si fuera una aplicación más en tu sistema. La tercera es utilizar un computador en desuso que puede ser útil de nuevo con un sistema Unix.

/es/informatica-basica/sistemas-operativos-para-dispositivos-moviles/content/