Emprendimiento
El salario emocional

Ver Lecciones

Página 16: El salario emocional

/es/emprendimiento/eficacia-en-las-reuniones-laborales/content/

El salario emocional

A veces solo un buen sueldo no es suficiente para tener a todos los trabajadores felices, hay otros factores que los mantienen contentos en la empresa, lo cual los hará más productivos.

Muchas empresas ya están usando el salario emocional para mantener el recurso humano fiel a la compañía, asegurándole estabilidad y un crecimiento dentro de ella. Pero, ¿qué es el salario emocional?

El salario emocional se refiere a la retribución no económica que tienen los trabajadores de una compañía, destinada a satisfacer necesidades personales del empleado, con el fin de mejorar su rendimiento.

Ventajas del salario emocional

Cuando le brindas este recurso a los empleados de una compañía te aseguras mayor productividad, ya que si el trabajador se encuentra a gusto en la empresa trabajará eficientemente y comprometido con la empresa.

Además, esto ayuda a que menos empleados se retiren de la compañía y se ahorran tiempos en la selección del personal y en procesos de admisión.

En momentos de crisis económica, esta puede ser una muy buena opción para mantener fieles a los trabajadores ya que sería difícil reconocerles el trabajo monetariamente.

El salario emocional es la retribución no económica que tienen los trabajadores de una compañía.

Ejemplos de salario emocional

  • Horarios flexibles: tener la posibilidad de entrar o salir más temprano, dependiendo las necesidades de cada trabajador.
  • Teletrabajo: aprovechar la tecnología para trabajar desde la casa y hacer reuniones vía Skype.
  • Capacitación: incentivar los procesos de aprendizaje para que su aporte a la empresa sea mayor.
  • Reconocimientos: destacar los buenos trabajos y resultados que el trabajador consiga.
  • Apoyo familiar: si algún familiar tiene algún inconveniente, el trabajador podrá acompañarlo. También hay empresas que han instaurado jardines infantiles.
  • Autonomía: darle al trabajador la toma de decisiones para sentirse parte de la empresa.
  • Ambiente laboral: crear un espacio propicio para que el empleado se siente cómodo y feliz en su lugar de trabajo.
  • Desconexión después del trabajo: no enviar trabajo ni correos al empleado en horarios distintos al laboral.
  • Vacaciones flexibles: el empleado podrá elegir su periodo de vacaciones a su gusto, dejando claro cómo va a dejar terminadas todas sus tareas.